Seguidores

domingo, 12 de diciembre de 2010

Preocupa a la Comuna el itinerario de los trenes

El Municipio no quiere que las formaciones ferroviarias --compuestas por unos 50 vagones-- transiten áreas densamente pobladas como la estación Bahía Blanca-Noroeste. A punto de iniciarse las tareas vinculadas con la radicación de la empresa Vale do Río Doce --que exportará desde Ingeniero White cloruro de potasio obtenido en el sur mendocino--, todo parece indicar que el Municipio planteará serias objeciones al proyecto ya definido por la minera y el Consorcio de Gestión del Puerto. Según pudo saber este diario, los cuestionamientos del gobierno comunal giran en torno al itinerario elegido para el flujo de cargas, por cuanto se decidió que los trenes que se emplearán para el transporte del mineral circulen por la vía Bahía Blanca-Noroeste, es decir, por zonas densamente pobladas de la ciudad. El Municipio considera inaceptable la utilización de dicho tramo y planteará que las formaciones, muchas de ellas compuestas por hasta 50 vagones, circulen por la vía al Neuquén (los rieles más próximos a la ría). Incluso no se descarta la posibilidad de modificar el emplazamiento del proyecto que hasta ahora se ejecutará entre la usina termoeléctrica y el arroyo Napostá (hacia Punta Alta). En tal sentido, la idea consiste en emplazar el complejo de la minera en inmediaciones de General Cerri, posibilitando la exportación mediante una extensión del canal principal de la ría hasta la vecina localidad. El arquitecto Marcelo Lenzi, coordinador de la reformulación del Código de Planeamiento Urbano local, dijo que en la concepción municipal siempre se le dio a la ciudad una escala metropolitana correcta, incorporando toda la dimensión urbana más el puerto. "En anteriores planes siempre se habló de la vía urbana y ahora se le incorporaron todas las dimensiones, incluso con un plan de desarrollo de conectividad que empezó mediante la puesta a punto de las terminales (aérea, ómnibus y trenes)", dijo. Tras señalar que junto con el Consorcio de Gestión del Puerto se confeccionó un plan de desarrollo portuario-urbano, donde queda demostrado que existen tierras disponibles para la expansión industrial, Lenzi afirmó que también se trabajó con las líneas de accesos al sector, por caso la ferroviaria y la autovía de la ruta 3. "En otras ciudades, estas decisiones se toman primero a nivel nacional y, a nivel local, después deben atenderse las problemáticas que se generan. Acá no pasó nada de eso, nosotros tenemos participación, por ejemplo, en el diseño de la autovía e incluso en la multitrocha ferrourbanística", dijo. Mesa de decisiones. Cuando se le preguntó sobre la postura municipal en torno al itinerario de los trenes con potasio, Lenzi respondió que, en línea con todo lo actuado, la Comuna pretende tener presencia en la mesa de decisiones. "Hay un avance del concesionario en hacer circular los trenes por la estación Bahía Blanca-Noroeste, pero esta decisión no es compartida por el Municipio, que postula consensuar tanto éste como otros puntos", indicó. La idea comunal. Para que los trenes no pasen por zonas densamente pobladas, las autoridades de Alsina 65 postulan que los servicios ferroviarios corran próximos al mar. Para eso, según Lenzi, será necesaria la construcción de una nueva parrilla de armado de trenes en el sector de la estación Garro, porque las dimensiones que tienen las actuales formaciones ferroviarias (1.200 metros de longitud contra los 800 de antaño) hacen que la antigua playa de maniobras paralela a la avenida Guillermo Torres resulte insuficiente. "Esto exigirá un ajuste de los niveles del terreno para que las vías puedan estar disponibles", advirtió. Sobre un eventual traslado del proyecto, Lenzi dijo que la Comuna no sostiene que sea Cerri el lugar elegido, pero podría optarse por un emplazamiento en ese sector. Esto permitiría canalizar la inversión de Vale do Río Doce antes de la trama urbana, evitando así los inconvenientes que generaría el movimiento de cargas. Por eso, a la altura del frigorífico Villa Olga habría que realizar un desvío ferroviario y extender el canal de acceso de la ría. Lo novedoso. Según Lenzi, antes la ciudad llegaba tarde y cuando todo estaba decidido en lo que hace a su puerto. Hoy, temas como la profundidad del canal de acceso, la autovía o el sistema ferroviario, están presentes en la agenda comunal y el Municipio puede sentar posición y apoyar con gestión el desarrollo portuario.

Fuente : La Nueva Provincia

1 comentario:

Club dijo...

Interesa artículo. Yo soy fanático de los trenes Amtrak