Seguidores

jueves, 1 de septiembre de 2016

Paso bajo nivel de 1 y 32: “Si se acepta el soterramiento podrían pasar años hasta que llegue el tren”

Este jueves por la tarde se realizó en la Facultad de Ingeniería de la UNLP una conferencia sobre el proyecto del Paso Bajo Nivel (PBN) de Avenida 1 y 32, obra que forma parte del “Plan de Mejora Integral del Ferrocarril Gral. Roca, Ramal Plaza Constitución - La Plata”. Durante la exposición se alertó sobre los riesgos que significaría el avance en las consideraciones oficiales del soterramiento del tren desde Tolosa, como proponen algunos sectores.



Durante el encuentro, el ingeniero Francisco Bissio, de la Unidad de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Civil (UIDIC), a cargo del proyecto, brindó una exposición detallada sobre las características de la obra. En diálogo con Blanco sobre Negro el profesional aseguró que “no es para nada cierto que esta obra será una barrera”.
La conferencia contó con una gran cantidad de asistentes. Estuvieron presentes, Marcos Actis, decano de la Facultad de Ingeniería; docentes y alumnos de la unidad académica y de Arquitectura. También participaron el senador Juan Pablo Allan; y los diputados provinciales Valeria Amendolara; Gustavo Di Marzio; y Walter Abarca.
La disertación de Bissio abarcó otros aspectos de la electrificación como las obras que se están ejecutando actualmente y consideraciones respecto a la propuesta del soterramiento como alternativa al paso bajo nivel. En diálogo con Blanco sobre Negro, el coordinador del proyecto técnico de 1 y 32 aseguró: “Las obras están tomando más ritmo ahora. Vienen en distinto nivel de avance. Por ejemplo, el viaducto de Ringuelet está adelantado, la electrificación en sí mismo también y hay otras que están licitándose”.
“Creo que se está moviendo, lo que parece más importante. Si aumenta el ritmo de las obras puede llegar a fin de año, aunque también depende de obras de las que no tengo conocimiento. Si no es a fin de año sería a principios del año que viene”, consideró el ingeniero.
Sobre el paso bajo nivel, Bissio comentó: “Este proyecto está financiado y es parte del plan de electrificación en su conjunto. El soterramiento no está incluido en el plan y si alguien dijera que lo van a tener en cuenta implicaría desarmar un montón de cosas, parar el reloj y podrían pasar años para que el tren llegue a la ciudad”, y agregó: “Hay una cuestión de costo y oportunidad, y un plan que está avanzando en una dirección”.
“Ambas son soluciones pero una es parte del plan y la otra no. Es cierto que en un momento fue puesta en consideración pero se la dejó de lado porque era muy cara”, aseguró el ingeniero y detalló: “El soterramiento requeriría 3 mil millones de pesos, de acuerdo a un valor establecido en 2002 y actualizado con el índice de la Cámara de la Construcción. Todos los pasos a bajo nivel pueden costar 700 millones de pesos y se solucionan los problemas hasta Villla Elisa”.
El encuentro contó con la presencia del secretario general de la Municipalidad de La Plata, Javier Mor Roig; el subsecretario de Movilidad Urbana, Juan Francisco Martínez; y los concejales Fernando Ponce; Fabián Lugli; Claudio Frangul; Florencia Rollié; Luciano Sanguinetti; Ramón Arteaga; Guillermo Ronga; y Marcela Farroni.
“No creo que afecte al centro comercial de Tolosa. Sé que hay una campaña fuerte y se juntan firmes pero no se muestran todos los elementos. Hay un hecho objetivo y es que si se para el plan de electrificación el tren no va a llegar rápido”, continuó Bissio.
Sobre el cruce peatonal, el ingeniero aseguró que va a seguir existiendo el puente peatonal de la estación Tolosa y explicó que el paso a bajo nivel va a tener una pasada en rampas. Además, los pasos a nivel van a seguir abiertos.
“Esta presión ciudadana sólo puede llevar a obstaculizar la llegada del tren habría que dedicarla a exigir más señales sonoras, luces y medidas de seguridad. No escuche que rebatieran está obra con ningún argumento concreto. No es un debate porque aportamos puntos técnicos y desde el otro lado no vuelve en el mismo sentido”, expresó el profesional.
En torno al paso bajo nivel de 1 y 38 que será proyectado por la Facultad de Ineniería, Bissio aseguró que será mucho más pequeño, parecido al de City Bell. “El de 1 y 32 sería uno de los más grandes de toda la zona metropolitana. No habrá nada que interrumpa la salida a la autopista y se descongestionarán todos los otros cruces que serán usados sólo para la gente del barrio”, aseguró.
“Es una obra que no tiene mucha contaminación visual. Está previsto que por cada árbol que se saque se pongan cinco nuevos. Lo están mostrando como si fuese un adefesio pero el día que esté hecho se va a demostrar que no será así”, concluyó.

De la conferencia también participaron, el arquitecto Gustavo Cremaschi, profesor titular de la Facultad de Arquitectura de la UNLP; el licenciado Alejandro Verano, ex decano de la Facultad de Periodismo de la UNLP; el presidente del Colegio de Ingenieros de la provincia de Buenos Aires, Distrito V, Gabriel Crespi; el presidente del Colegio de Martilleros de La Plata, Aníbal Fortuna; el secretario del Colegio de Martilleros, Guillermo Saucedo; el secretario de la Mesa de Profesionales de La Plata Gabriel Di Lorenzo; y Gustavo Valderrama, de la Asociación de Martilleros de La Plata. Por la ciudad de Berisso, estuvieron los ediles Rodolfo Potes y Edith Sosa.


Fuente: Blanco y Negro