Seguidores

jueves, 12 de mayo de 2011

Denuncian incumplimientos de la minera Vale por el yacimiento Potasio-Río Colorado

La empresa no instaló una sede corporativa en Mendoza, como estaba previsto. Tampoco construyó de la ruta que debería conectar el yacimiento con las ciudades mendocinas de Malargüe o General Alvear, las dos opciones en estudio. La firma minera Vale, a cargo de la explotación del yacimiento de Potasio-Río Colorado ubicado en el límite entre Mendoza y Neuquén incumplió al menos con dos compromisos asumidos previamente, según un informe publicado hoy. La empresa no instaló una sede corporativa en Mendoza, como estaba previsto. Tampoco construyó de la ruta que debería conectar el yacimiento con las ciudades mendocinas de Malargüe o General Alvear, las dos opciones en estudio, lo que facilitaría la aplicación de mano de obra mendocina en el proyecto desde alguna de esas localidades. El texto, que pertenece al periódico "Gaceta Mercantil", explica que "Vale se quedó con esa explotación de sales de potasio y exportará a Brasil el 90% de la producción. Este insumo es un fertilizante indispensable para el agro brasileño, que debe lidiar con una capa de humus muy pequeña y las sales de potasio son casi el único producto apto para garantizar rindes importantes". "Potasio-Río Colorado se encuentra ubicado en el límite mismo entre Mendoza y Neuquén", indica el texto, "pero las vías naturales de salida de la producción son hacia la provincia patagónica. De hecho, la producción del yacimiento se enviará a los puertos atlánticos por una vía férrea neuquina". Vale firmó una serie de compromisos con el Gobierno de Mendoza. Consultado al respecto, el secretario mendocino de Medio Ambiente, Guillermo Carmona, habló con "Gaceta Mercantil" antes de renunciar a su cargo la semana pasada. Allí destacó que el Gobierno "ya le aplicó sanciones" a Vale por varios incumplimientos. Por último, el texto indica que "el cuidado lenguaje de las comunicaciones de Vale muestra la tendencia a manejarse en los márgenes legales de sus compromisos" y denuncia que todo el poder de decisión sobre lo que sucede en el yacimiento reside en la oficinas porteñas de la firma y no en Mendoza Capital como se había establecido previamente.


Fuente : La Mañana Neuquen